• Ingredientes :
  • – 140 g de harina de fuerza
    – 210 g de mantequilla
    – 175 g de azúcar
    – 4 huevos
    – 1 cucharada de polvo de hornear (levadura Royal)
    – 400 g de albaricoques
    – 60 g de almendra en polvo
    pizca de sal para montar las claras

    • Preparación (30 minutos preparación + 40 minutos horno):

    Previo: Precalentar el horno a 180ºC
    Untar un molde con mantequilla y luego espolvorear harina.
    1.- Pon en un cazo a fuego suave la mantequilla hasta que la mantequilla se haya ablandado.
    2. Lavar los albaricoques, quitar el huevo y cortar cada mitad en dos partes.
    3.- Separar las claras de las yemas.
    4.- Batir la claras a punto de nieve añadiendo la pizca de sal. La textura final debe ser muy firme para asegurar que el pastel de queso quede muy esponjoso. Reservar en la nevera.
    5. En un bol mezclar las yemas de huevo con el azúcar hasta que blanqueen.
    6.- Añadir la mantequilla poco a poco a la mezcla de las yemas de huevo.
    7.- Añadir la harina y la levadura tamizadas mezclando bien la masa con la ayuda de unas varillas hasta que se integren bien. Añadir también la almendra molida y mezclar bien.
    8.- Incorporar las claras de huevo montadas a la mezcla anterior poco a poco y con movimientos suaves para no perder la textura aireada de las claras de huevo.
    9. Vierta la mezcla en el molde. Repartir los albaricoques por encima y añadir azúcar y almendra molida si se quiere.
    10.- Hornear durante 40 minutos. El tiempo depende del horno, así que cuando sospechemos que el bizcocho está cocido (no sube más después de 20-30 minutos) pincharlo con un palillo que deberá salir limpio si el bizcocho está listo.
    11.- Dejar enfriar y servir.

    Buen provecho!