Puede parecer una receta más de bizcocho de chocolate, pero cuando lo probéis seguro que se convierte en uno de vuestros favoritos. Hacer la prueba que es muy fácil!

  • Ingredientes:

– 135 g huevo
– 180 g harina
– 125 g azúcar
– 120 g aceite
– 37,5 g agua
– 15 g levadura
– una cucharada de café de miel
– 3 cucharadas soperas de chocolate negro en polvo (disuelto en 2 cucharadas de agua)
– piel de naranja
– 2 cucharadas de azúcar y medio vaso de agua para caramelizar la piel de naranja

  • Preparación (50 minutos):

Previo: Precalentar el horno a 180 ºC.
1.- Lavar la naranja y con un pelador sacar la piel lo más fina posible. Cortar la piel en tiras.
2.- Poner las dos cucharadas de azúcar y el medio vaso de agua en un cazo al fuego junto con los trocitos de piel de naranja. Caramelizar ( estará lista cuando la piel de la naranja brille y se haya formado un almíbar; aproximadamente 15 minutos). Reservar.
3.- Mezclar bien todos los ingredientes.
4.- Disolver el chocolate en polvo en las dos cucharadas de agua y una vez esté bien mezclado añadirlo a la mezcla.
5.- Añadir las pieles de naranja caramelizadas y si se quiere el almíbar (no debería ser más de 2 cucharadas).
6.- Echar la mezcla a un molde untado con mantequilla y espolvoreado con harina (o con pan rallado). Otra opción, que es la que más me gusta, es usar paper de hornear.
7.- Hornear durante 30 minutos sin abrir el horno. Una vez transcurrido este tiempo, se puede abrir el horno y comprobar si esta cocido pinchando el bizcocho con un palillo. Éste debe salir limpio.
8.- Dejar enfriar antes de desmoldar el bizcocho.

Sugerencia:
1.- De un día para otro está más bueno.

Probar de hacerlo porque está buenísimo!