Esta receta es para esos días que todo es express…hasta la cena.

  • Ingredientes (4 personas):

– 1 pechuga de pavo g grande (calcular 200 g de carne en crudo por persona)
– 8 patatas medianas
– 1 bolsa, bote o lata de guisantes con zanahorias
– 2 dientes de ajo
aceite, sal y pimienta

  • Preparación (30 minutos):

1.- Hervir agua con el hervidor.
2.- Lavar las patatas.
3.- En un cazo poner agua hirviendo y mucha sal. Añadir las patatas sin pelar. Cocer durante 20 minutos. No os preocupéis que la sal no entrará en las patatas pero así quedarán muy blanditas por dentro. Esta forma de cocer las patatas es típica de Gran Canarias.
4.- En otro cazo poner el agua hirviendo y los guisantes con las zanahorias y cocerlos durante 10 minutos (o lo que indique la bolsa). Si son de bote o lata, entonces podéis saltaros este paso.
5.- Cortar los dos ajos en trocitos pequeños. Poner en una sartén dos cucharadas soperas de aceite y rehogar los ajos a fuego muy suave.
6.- Escurrir los guisantes con las zanahorias y rehogar en la sartén con los ajos ya dorados.
7.- Cortar la pechuga de pavo a medallones, salpimentar y hacer a la plancha con dos cucharadas soperas de aceite.
8.- Servir la pechuga de pavo con las patatas y los guisantes con zanahorias como guarnición y acompañar con mostaza.

Que aproveche.