• Ingredientes:

– 4 huevos
– 250 g de margarina
– 250 d de azúcar
– 250 g de harina
– 1 sobre de polvo de hornear (gasificante que normalmente se mal llama levadura)
– 100 g de frutas confitadas
– 70 g de pasas sin hueso
– 1 copita de ron
– pizca de sal

  • Preparación (90 minutos):

Previo: Poner la pasas en ron. Untar un molde con mantequilla y espolvorear con harina. Precalentar el horno a 180 ºC.

1.- Batir la margarina con el azúcar hasta que la mezcla sea homogénea (tendrán textura densa). Si queréis podéis utilizar azúcar glas.
2.- Añadir los huevos uno a uno. No añadir el siguiente hasta que no veamos que el anterior está bien integrado.
3.- Con un batidor de mano, añadir la harina tamizada poco a poco y con movimientos envolventes. Añadir también el sobre de gasificante. La mezcla debe tener consistencia.
4.- Enharinar las frutas confitadas previamente cortadas un cubitos lo más pequeños posibles.
5.- Mezclar las frutas confitadas, las pasas y el ron en la mezcla anterior. Si la consistencia de la masa es densa, las frutas y pasas no tenderán a bajar.
6.- Echar la mezcla al molde previamente untado con mantequilla y espolvoreado con harina (o con pan rallado). Otra opción es usar papel de hornear.
6.- Hornear durante 50 minutos sin abrir el horno. Una vez transcurrido este tiempo, se puede abrir el horno y comprobar si esta cocido pinchando el bizcocho con un palillo. Éste debe salir limpio.
7.- Dejar enfriar antes de desmoldar el bizcocho.

A disfrutar!