• Ingredientes:

Para el roscón:
– 320 g de harina
– 25 g de levadura de panadero (un cubito que se puede comprar en el supermercado)
– 130 g de leche
– 100 g de azúcar
– 75 g de mantequilla
– ralladura de naranja
– zumo de media naranja pequeña
– una yema de huevo
– chorrito de licor de cerezas o agua de azahar
– una pizca de sal

Para el relleno de crema de yemas
– 2 yemas
– 250 mL de leche
– 60 g de azucar
– 1 cucharada sopera de harina de maiz
– ralladura de limón
– vaina de vainilla

  • Preparación (9 horas):

1.- Calentar la leche a 30ºC y disolver el fermento en ella. Para saber la temperatura, bastará con tomar una muestra con una cuchara y al tocarla que no queme.
2.- Calentar la mantequilla a fuego hasta que este blandita (aproximadamente 1 minuto).
3.- En un bol, mezclar todos los ingredientes y mezclar bien.
4.- Una vez están bien mezclados todos los ingredientes, formar una bola y taparla. Yo he amasado en un tupper (en forma de bol) grande y he utilizado la tapa del mismo. Dejar reposar dentro del horno apagado durante 5 horas o hasta que doble su tamaño.
5.- Amasar la bola de masa en forma de roscón. Utilizar la menor cantidad de harina para ello que podáis. Si utilizamos una gran cantidad de harina en este paso, el roscón puede quedar duros por exceso de harina.
6.- Poner en una placa de horno previamente forrada con papel de hornear. Dejar reposar dentro del horno apagado durante 3 horas.
7.- Una vez transcurridas las tres horas, el roscón habrá doblado de nuevo el volumen. Hornear a 180ªC durante 20 minutos. El tiempo y la temperatura son orientativos ya que dependen del horno que tengáis.

La crema:
1.- Calentar la leche con el azúcar y la vaina de vainilla abierta por la mitad.
2.- en un bol mezclar las dos yemas de huevo con la harina de maiz.
3.- Incorporar la leche caliente poco a poco sobre la mezcla de yemas y harina mientras no se deja de dar vueltas a la mezcla.
4.- Poner a fuego medio la mezcla hasta que la crema espese. Dejar reposar y una vez templada, rellenar el roscón.

Espero que lo probéis.