• Ingredientes:

– 200 g de leche
– 800 g de harina
– 12 cucharadas de azúcar (si es glas se disuelve mejor)
– 6 huevos
– 1 sobre de polvo de hornear (gasificante que normalmente se mal llama levadura)
– ralladura de piel de naranja y limón
– una copita de anís
– pizca de sal

  • Preparación (30 minutos + tiempo para freír):

1.- Batir los huevos con el azúcar.
2.- Añadir la leche, el anís, la ralladura de naranja y de limón y mezclar bien.
3.- Añadir la harina poco a poco y mezclar bien. Añadir el sobre de levadura (gasificante).
4.- Dejamos reposar durante 20 minutos.
5.- En una sartén echamos abundante aceite para freir las rosquillas.
6.- Para darle forma a las rosquillas, yo hago primero una bolita de masa, después con la ayuda de los dedos abro un agujero en el centro que agrando todo lo que la masa me deje.
7.- Cuando el aceite esté caliente, echamos al aceite las rosquillas y las freímos hasta que se doren. Para saber si están fritas, abrir una y comprobar que efectivamente se ha frito correctamente.
10.- Servir espolvoreados con azúcar glas.

Espero que os gusten!