En Suiza, cuando llega la primavera, es muy fácil encontrar ruibarbo. Es una hortaliza-fruta parecida a las acelgas pero cuyo tallo es rojo y cuyas hojas son tóxicas por contener ácido oxálico y por tanto no son comestible. Con el ruibarbo se elaborar tartas de lo más apetecible. Normalmente estas tartas se decoran con streusel que es una mezcla de harina, azúcar y mantequilla principalmente.
Dado que la primavera nos inspira, y las pastelerías más, he decido innovar y hacer esta tarta.

  • Ingredientes (6 personas):

Para el pastel:
– 1 base de masa brisa
– 6 huevos medianos
– 200 g de queso fresco (yo he utilizado queso “cottage” pero puede utilizarse mató, queso de untar, quark, requesón…)
– 6 cucharadas de azúcar
– 5 cucharadas de mermelada de ruibarbo y 5 cucharadas de mermelada de arándano rojo (también puede servir mermelada de fresa)

Para el streusel:
1ª opción menos mantequilla
(http://www.haztevegetariano.com/receta/1318/tarta_de_fresas_y_ruibarbo_con_streusel)
– 75 g de harina
– 65 g de azúcar
– 30 g de mantequilla
– pizca de sal

2ªopción con más mantequilla
(http://paradisiaka.blogspot.ch/2011_04_01_archive.html)
– 40 g mantequilla
– 50 g harina
– 40 g azúcar
– 15 g almendras molidas
– pizca de sal

  • Preparación (50 minutos):

Previo: precalentar el horno a 220ºC.
1.- Forrar un molde para tartas con la masa brisa, previamente forrado con papel de hornear. Pinchar la masa brisa con un tenedor para evitar que suba. Quedara en forma de cuenco donde verteremos el resto de ingredientes.
2.- Hornear durante 10 minutos.
3.- Batir los huevos con el azúcar. Añadir el queso que hayamos escogido y mezclar bien.
4.- Verter la mezcla anteriormente preparada en el molde.
5.- En un bol a parte mezclar las dos mermeladas. Añadir 6 cucharadas de postre de esta mezcla a la mezcla de huevo y queso. La mermelada se hundirá en la mezcla por efecto del peso y el efecto final será marmolado.
6.- Hornear a 180ºC durante 20 minutos.
7.- Mientras tanto preparamos el streusel mezclando todos los ingredientes.
8.- Sacamos el pastel del horno (aún le faltará cocción), y le añadimos una capa de la mezcla de mermeladas restante y por encima una capa de streusel.
9.- Introducir de nuevo en el horno. Iremos comprobando la cocción de la tarta pinchándola con un palillo hasta que éste no quede manchado. Una vez horneado, dejamos enfriar durante 1 hora y servimos.

Espero que lo probéis. Es una tarta muy rica.